Blog

Aprender de lo vivido: en pandemia revalorizamos nuestro hogar y el sentirnos seguros

foto: Pexels

La pandemia de Covid-19 nos tomó a todos por sorpresa. De un día para el otro, la realidad cambió de forma abrupta. Llegaron limitaciones, impedimentos, desafíos de todos los colores. Y sí, claro que fue difícil adaptarse. Porque ¿a quién le gusta quedarse encerrado, con miedo, con incertidumbre? 

Pero durante ese tiempo, en el que tuvimos que quedarnos en casa, también se dio otro proceso. En algunos casos más inconsciente, en otros más consciente. Diversos relevamientos sociales lo demostraron, y las redes sociales también lo dejaron a la vista: estar en casa nos llevó a hacer cosas que teníamos abandonadas o a las que no les dedicábamos tanto tiempo porque no podíamos o no sabíamos que nos gustaba. Volvimos a preparar comida casera; remodelamos espacios que teníamos llenos de cajas; nos dimos tiempo para leer, para pintar, para hacer ejercicio en el living; transformamos el comedor en la oficina y el dormitorio en una barra para desayunar hasta tarde. 

Y claro, en tiempos tan desafiantes, nos aferramos a nuestros seres queridos. Por eso, cada jornada fue también una oportunidad para compartir, para revalorizar el estar juntos en casa. Porque en los días pre-pandemia, a veces lo único que podíamos compartir era un rato en la cena o un poco de los fines de semana. El coronavirus nos replegó al hogar, y nos empujó a ver el lado bueno: nuestro hogar es tan nuestro porque allí viven quienes más queremos. 

Por eso, ahora que la pandemia comienza a ceder, tenemos el deber de aprender de lo sucedido. De saber que hay cosas que no se pueden predecir, pero que hay caminos que podemos tomar para estar mejor preparados. Sobre todo si se trata de cuidar nuestro lugar en el mundo. 

Quizás sin darnos cuenta, revalorizamos la importancia del hogar y de sentirnos seguros. Y ese es el objetivo del servicio de monitoreo de alarma con respuesta que ofrece Sildan Security

La propuesta implica contar con un sistema de alarma que se conecta cuando la persona va a salir de su casa, pero también si está en ella: por ejemplo, puede conectar la alarma de la zona de abajo cuando se va a dormir a la noche a la zona superior, donde están los dormitorios. ¿Qué pasa cuando suena la alarma? En tiempo real se da aviso a la central de monitoreo de Sildan Security, que rápidamente se conecta con el móvil más cercano para que vaya hasta el lugar en un máximo de cinco minutos. Y si el cliente así lo pide, también se le da aviso a él (en esa llamada, la persona puede decir si no está en la casa o si la alarma sonó porque se equivocó en la clave, por ejemplo). Una vez que el móvil llega al lugar, se chequea la casa. Y si se detecta que hubo un ingreso, se llama al propietario. 

El centro de vigilancia de Sildan Security monitorea las 24 horas para ofrecer garantías de seguridad

Y como en Sildan Security saben de primera mano la importancia de sentirse seguros, lanzaron una promo especial por mayo, el mes de mamá: si contratás el servicio de alarma con monitoreo y respuesta de Sildan, tenés los primeros tres meses gratis. Contratás el servicio ahora y lo empezás a pagar recién al cuarto mes. 

Podés escribirles por WhatsApp al 094172692. O llamar a las oficinas, de lunes a viernes, de 10:00 a 17:00 horas, al 27070512. 

Sumá la confianza de Sildan Security y fortalecé la seguridad de tu hogar.